En los Estados Unidos, todos tienen el derecho de no ser discriminados. Eso significa que en su trabajo, las personas con las que trabaja no pueden tratarlo de manera diferente debido a su raza, su género, su sexualidad o su país de origen nacional. Si lo hacen, es ilegal. También es ilegal que alguien en su trabajo haga bromas sobre su raza, o que le prohíba hablar español. Es ilegal que un empleador le pague menos que a otra persona simplemente porque la otra persona es americana y usted no lo es.

El traer una demanda contra su empleador por discriminación requiere valor. Esto significa que usted tiene que enfrentarse a sus jefes y decirles que basta ya. En los Estados Unidos, este es el derecho de todos. No permita que alguien en su trabajo le trate de manera diferente sólo porque usted es quien es. En Calle 26 Abogados, somos muy apasionados por representar a personas que han sido discriminadas. ¡Les ayudaremos a defender sus derechos!

Llámenos ahora: 773-831-8000

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.